Situación del E-Commerce en los tiempos actuales en España

En los tiempos actuales, las ventas a través de internet en España no dejan de crecer. Se prevé que en 2022 superen los 15.000 millones de euros, creciendo en torno a un 12% y un 15% al año. Además, el e-commerce a nivel nacional está evolucionando hasta prometer llegar a un punto superior que otras economías europeas como Alemania.  

Un gran indicador de este desarrollo y crecimiento es que cada vez hay más jóvenes que apuestan por sus propios negocios online, mientras que los demás están totalmente familiarizados con el mercado de Internet.

Echar un vistazo a los negocios nuevos y que están en plena expansión demuestra también que se está apostando fuerte por el mundo online, imprescindible hoy en día en España y muchos otros países para poder llegar a los consumidores. 

El e-commerce en España a día de hoy

El comercio electrónico en España se encuentra en un momento muy bueno. El crecimiento exponencial que tiene y tendrá es evidente. 

Cada vez más consumidores se sienten cómodos comprando por Internet y encuentran que es un proceso de compra cada vez más sencillo e intuitivo. La principal motivación para hacer este tipo de compras es la practicidad y la comodidad para poder reclamar o devolver el producto en el caso de que no cumpla con las expectativas o sea defectuoso.  

Los sectores comerciales que más ganancias generan en el universo online, son las agencias de viaje y hoteles, también transporte aéreo y el mundo de la moda y los complementos. Y todos tienen en común su facilidad de uso, una buena atención al cliente en caso de reclamaciones, envíos gratuitos o a costes muy bajos y precios asequibles. 

El cliente actual está muy informado y es exigente con lo que compra, para ello es importante establecer estrategias diferenciales y que cuiden la experiencia del consumidor. Ofrecer calidad es fundamental para posicionarse en un mercado tan competitivo y cambiante, ya que las expectativas de los clientes cada vez son más altas y no dejan de surgir nuevas empresas dispuestas a satisfacerlas. 

Si no te adaptas al mercado actual y al uso de las nuevas tecnologías, es complicado poder competir con las demás empresas que cuentan con estrategias de comercio electrónico potentes. El futuro promete ser electrónico y los productos y servicios se terminarán vendiendo de forma automática.

El crecimiento del e-commerce 

La belleza y los cuidados personales son dos de los sectores que lideran el avance del comercio electrónico y que más están creciendo. 

Entre algunos de los productos que seguirán siendo populares en el mundo del e-commerce españoles están las ventas de la ropa, el calzado y la ropa, así como el equipo y material deportivo. También la venta de entradas para eventos y conciertos, los productos para el cuidado del hogar, los libros, prensa, las películas y hasta la música.

El e-commerce español, más fuerte que nunca

Las perspectivas de futuro según demuestran que cada vez más usuarios realizan sus compras a través de los diferentes e-commerce españoles.

 Según el informe Worldwide Retail Ecommerce Sales: eMarketer’s Updated Estimates and Forecast Through 2019” en España las ventas al por menor se situarán alrededor de los 23.300 millones de dólares en 2019 y habrá alrededor de 20,9 millones de internautas que comprarán mediante el uso de Internet.

Estrategias efectivas en el mundo online 

Muchas personas se plantean la creación de un e-commerce debido a las tendencias positivas y el futuro esperanzador que le acompaña. Sin embargo, antes de empezar en este mundo es necesario realizar estrategias de diseño, comunicación, optimización y sobre todo, de posicionamiento web para poder atraer a los clientes adecuados y conseguir un buen volumen de ventas. 

También es importante posicionarse bien en el mercado y encontrar un hueco donde poder entrar con el mínimo de competencia posible. Para ello, es importante contar con profesionales que puedan ayudarte a ofrecer una experiencia de compra satisfactoria y a rentabilizar el negocio online. 

Hay una serie de puntos a tener en cuenta para conseguir ser una empresa digital exitosa, entre ellos: 

– Usabilidad

Si creas una empresa en España, contar con una página web hoy en día es fundamental. Esta debe ser intuitiva y fácil. El consumidor debe sentirse cómodo navegando por ella y debe sentir que domina todos los aspectos de la tienda online. 

Además, los productos y sus descripciones deben ser de calidad, teniendo en cuenta imágenes en alta definición y textos teniendo en cuenta el posicionamiento SEO y, sobre todo, palabras clave relacionadas con el negocio. De este modo, se podrá conseguir una buena optimización para buscadores.

– Tiempo de carga rápido 

El consumidor español actual no quiere esperar. La mayor parte de los internautas tienen un tiempo escaso para dedicar a sus compras y quieren hacerlo de la forma más fácil y rápida posible. 

Por este motivo, muchos de ellos podrían abandonar tu sitio web si no hay un tiempo de carga rápido de la página y de los productos que van seleccionando. Además, también es recomendable que el proceso final de compra sea ágil y sencillo. Sobre todo, fiable. 

– Diseño responsive

En los tiempos actuales es fundamental que el diseño de tu página web esté adaptado a todos los dispositivos del mercado, ya que cada consumidor accede desde uno diferente y hay que saber llegar a todos los clientes de la mejor manera.

La mayor parte de los clientes compra desde su tablet, ordenador o teléfono móvil. Para ello, la plataforma debe estar adaptada a nivel de formato y diseño a cada dispositivo. 

– Sistemas de pago

Contar con un sistema de pago seguro y cómodo es una de las claves del éxito de muchos negocios online. 

Es aconsejable apostar por incorporar el mayor número de métodos de pago posibles para adaptarte a las necesidades de cada cliente y no excluir a ninguna persona. El sistema de pago debe transmitir fiabilidad y dar confianza al cliente para que efectúe la compra con garantías y sin miedo a ser engañado. 

– Ofrece información

Tener información es disponer de poder, pero esta debe ser transmitida de forma clara y honesta. Es importante ser transparente y humano en todos los sentidos y en cada momento, desde la apertura del negocio. De esta forma, se consigue la confianza de los clientes. 

La política de protección de datos y de privacidad de cada cliente es un aspecto que debe mostrarse de forma clara y que hay que tener muy en cuenta. Debe estar visible en la página web, para que a los clientes les quede claro que la información no será usada en su contra ni para fines que no sean lícitos.

Los sellos de confianza que denotan buenas prácticas también es importante mostrarlos, para que el consumidor tenga la garantía de que está apostando por un producto o servicio fiable y consecuentemente. Un espacio pueda recomendar a su círculo cercano y hacer valoraciones positivas de su experiencia de compra.

– Crea tráfico

El tráfico hacia la web es fundamental para aumentar el volumen de ventas del e-commerce. Posicionarse en los buscadores para llegar a más clientes es esencial para que la página web tenga un crecimiento exponencial. Además, el uso de palabras clave adecuadas es uno de los factores fundamentales para conseguir tráfico correcto. 

Es recomendable crear contenido propio y de calidad para que la indexación en los buscadores sea mucho más fácil de conseguir. Para ello, es conveniente usar las redes sociales y un blog para complementar la estrategia de la página web y llegar a más personas a través de todas las plataformas. De esta manera, también puedes atraer a clientes que tengas en tus cuentas personales y que no conozcan tu negocio.  

– Ofrece ayuda al cliente

El consumidor es la prioridad de muchas empresas y para ello hay que cuidar la experiencia que tiene contigo.

Crear un chat online o disponer de correo electrónico y contacto telefónico, entre otros, es un buen método para establecer un contacto directo con el internauta y ofrecerle ayuda inmediata en caso de que la necesita para realizar el proceso de compra o durante su experiencia post compra.

En defintiva, el e-commerce de productos y servicios es una práctica rentable y con futuro, ya que las nuevas tendencias apuntan al auge de las ventas por Internet. Es esencial que te informes de las nuevas tendencias de consumo y que estés al día para adaptarte a los futuros cambios.

Además, una tienda online debe trabajar a diario para mantener a sus clientes, ya que hoy en día es muy fácil que se vayan a la competencia. A no ser que para ellos te conviertas en una lovemark, esa marca o producto al que se vuelven adictos y al que no pueden renunciar. 

Además, según el estudio de Situación y perspectivas del comercio electrónico minorista, se prevé que entre el pasado 2014 y el próximo 2021 el comercio electrónico minorista multiplique por tres sus cifras de facturación, así como su cuota de mercado se duplicará por dos.

Una evidencia más de que el e-commerce minorista está en crecimiento y promete llegar al centro de todas las miradas en los próximos años.