Responsive Vs Web App

Web responsive VS web app

Nuestros hábitos como consumidores han cambiado y cada vez es mayor el número de gestiones y transacciones que realizamos a través de dispositivos móviles. Además, cada vez es mayor la influencia que la web mobile ejerce en nuestras decisiones a la hora de adquirir un producto o de contratar un servicio tanto en tiendas o empresas online como en establecimientos físicos.

La discusión ahora se encuentra en el punto de determinar qué alternativa de diseño para móviles resulta más adecuada a nuestras necesidades. Las dos opciones son: o bien contar con un diseño web común que se adapte a todo tipo de dispositivos (web responsive design) u optar por el desarrollo de una web app, es decir, una versión distinta del sitio web que redirige al usuario cuando accede desde cada dispositivo.

A continuación, vamos a analizar las ventajas e inconvenientes de cada una de las dos opciones.

Es ya un hecho que los usuarios realizamos la mayor parte de las conexiones a las distintas webs desde smartphones, tablets u otros dispositivos móviles. Según se puso de manifiesto en el Mobile Congress Barcelona 2013, España es el país europeo donde más ha crecido el sector m-commerce y las compras mobile. Más del 60% de los usuarios han realizado alguna adquisición a través de los dispositivos móviles y la influencia de estos sobre la compras en las tiendas físicas se ha incrementado un 36%. Por su parte, el informe Deloitte sobre consumo digital revela que el 84% de los consumidores digitales emplea su dispositivo en el proceso de compra y la tasa de conversión en este tipo de procesos es un 40% mayor a la de aquellos en los que no intervienen dispositivos móviles.

El 93% de las grandes empresas en EEUU apuestan ya por una estrategia de marketing móvil, cifra que supera a la del 85% de compañías con una estrategia activa en redes sociales, según el informe Coversant sobre el proceso real de compra de los usuarios.

EL DISEÑO RESPONSIVE

El Diseño Web ‘Responsive’ o Adaptado a Móviles (Responsive Web Design o RWD, también conocido como ‘Diseño Web Receptivo’) es la forma de crear sitios webs más aceptada y práctica. Un diseño responsive significa que las páginas de una web modifican su apariencia por sí mismas dependiendo del dispositivo en que se muestran, garantizando que el sitio web será accesible y fácil de usar desde cualquier aparato.

La denominada "estrategia móvil" tiene como base principal un sitio web adaptable de forma automática a todo tipo de dispositivos, manteniendo o suprimiendo elementos cuando es necesario. El diseño receptivo obtiene de cada dispositivo datos como la resolución y el tamaño de pantalla, de modo que muestra el contenido ajustado a las características del aparato, ya sea un ordenador de sobremesa, un portátil, un smartphone, una tablet o un smartach. Además, es posible incluso modificar los estilos del sitio en función del dispositivo y ofrecer así una mejor experiencia de navegación del usuario.

La principal ventaja del diseño receptivo es que basta una sola versión para todos los dispositivos, lo que facilita la actualización de contenidos y permite mantener el control y la flexibilidad necesarios para efectuar cambios.

El diseño responsive no solo debe tener en cuenta que el sitio pueda ser visualizado en móviles o tablets, sino también que reúna las características propias del entorno mobile, ajustando el contenido y el manejo de funcionalidades a las dimensiones y posibilidades de cada tipo de aparato. El menor tamaño de la pantalla determina el orden y la colocación de los elementos, del mismo modo que exige una simplificación en la disposición de estos, ya que este tipo de dispositivos permiten un menor dinamismo que los convencionales que cuentan con pantallas de mayor dimensión.

Otro de los grandes retos del diseño web responsive es mejorar la velocidad de carga.

LAS WEB APPS

Una web app es una página web con un diseño totalmente adaptado  para su visión y uso en dispositivos móviles como smartphones y tabletas, gracias a la utilización de lenguaje HTML5, CSS3 y Javascript. No es, por tanto, una aplicación en sí. De hecho, no está disponible en la App Store, sino que se trata de una versión optimizada de una página web.

Las principales características de una web app son las siguientes:

  • Se accede a ella desde el navegador y no descargándola desde la app store. La ventaja de ello es que siempre tendremos la versión más actualizada sin necesidad de descargas; la desventaja es que se pierde la difusión y visibilidad que ofrece el hecho de estar incluido en tienda de aplicaciones. Además, no se abonan comisiones a la App Store, lo que en principio es una ventaja de cara a las empresas con presencia web.
  • La web app servirá para las distintas plataformas: Ios, Android, BlackBerry, Windows Phone, etc. Será suficiente con que el dispositivo desde el cual se conecte el usuario disponga de un navegador móvil.
  • Icono: es posible incluir un icono de la web app en la pantalla de inicio del smartphone o tableta, aunque solo será un enlace directo a la url de la web original.

WEB APP VS RESPONSIVE

El auge en el uso de smartphones y tabletas y el tiempo de conexión del usuario que se conecta a través de estos dispositivos tecnológicos son dos factores importantes que llevan a las empresas a plantearse  elegir entre el desarrollo de una web responsive o una mobile web app. Veamos características y ventajas de cada una de ellas:

  1. Una web app es una doble web: la principal y una específicamente diseñada para smartphones y tabletas usando tecnología HTML5, Css y Javascript. Cuando el usuario accede a la URL principal, esta le desvía hacia la web app si se ha conectado desde su teléfono móvil (se detecta el user agent).
  2. Una web responsive es una única página web cuyo diseño se adapta a los diferentes dispositivos desde los que puede conectarse un usuario, es decir, el diseño del site se redimensiona y reajusta para que la experiencia de navegación sea óptima.
  3. La web responsive requiere una mayor inversión inicial que una web app (Hay que hacer mínimo 5 diseño e interacciones), aunque los costes de mantenimiento son más económicos, ya que se trata de un único site, mientras que la web app tendría dos y resultaría un poco más cara de mantener.
  4. Si el posicionamiento SEO es crucial para la empresa, es preferible escoger una web responsive, ya que un único diseño adaptado aumenta el ranking del site en los buscadores.
  5. Si nuestra página web no requiere de numerosas actualizaciones (de código, ya que se puede tirar de la misma BBDD), la web app es una buena opción. Sin embargo, en el caso de blogs, revistas, etc., es más recomendable la web responsive.
  6. La experiencia de usuario y el rendimiento, en líneas generales, será mayor en la web app ya que esta ha sido diseñada específicamente para dispositivos móviles y no es una adaptación, por lo que no tendrá problemas a la hora de ofrecer archivos o imágenes de gran tamaño.

¿Web responsive o web app? Según la empresa y sus  necesidades específicas.